top of page

Con sello o sin sello?

En julio del año 2016 entró en vigencia la Ley sobre Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad del Ministerio de Salud, que lleva el número 20.606. Esta Ley, pionera a nivel mundial, tiene por objetivo principal proteger la salud de todos los chilenos, en especial de los niños y niñas desde su más temprana edad.


La Ley es de carácter “informativa” por medio del sello de advertencia “ALTO EN” en color negro, que indica que un alimento supera los límites establecidos por el MINSAL para calorías, sodio, grasas saturadas y azúcares. Haciendo hincapié en que estos nutrientes consumidos en exceso pueden generar importantes daños a nuestra salud, tales como, diabetes e hipertensión. Es por esto que el MINSAL nos recomienda “prefiere alimentos con menos sellos", "y si no tienen; mejor”


El marco regulatorio fue más allá para el caso de niños en edad escolar estableciendo prohibiciones orientadas a cambiar sus hábitos de alimentación. Específicamente, la prohibición de la venta, promoción y entrega gratuita de aquellos alimentos con sellos negros. Además, se prohibió la publicidad de los alimentos que superan los límites establecidos por el MINSAL.


El 27 de junio de este año entró en vigencia la tercera y última etapa de la Ley en la cual los límites máximos permitidos, para que un alimento no tenga sellos, se reducen nuevamente. El azúcar fue el nutriente con la más fuerte caída (67%) entre la 1ª y la 3ª etapa.


En definitiva, desde ahora en adelante, para que un alimento sólido no contenga sellos, los 100 gramos de dicho alimento NO deben tener más de:

  • 275 calorías

  • 4 g de grasas saturadas

  • 400 ml de sodio

  • 10 g de azúcar

Poco a poco, esta nueva forma de consumo de alimentos ha sido asumida por la población. Pero no solamente respecto de los niños, sino como una referencia para la población en general. Cada cual sabe que cuando adquiere un producto con sellos negros, está poniendo algo en riesgo el futuro de su salud.


Por ello, se percibe una mayor inclinación de los consumidores a los productos saludables. Y ya no hablamos exclusivamente de vegetarianos o veganos, sino de población que busca productos sin estos sellos, pero sin sacrificar el sabor.


Znack Zero nació precisamente para aportar a este desafío. Partió ofreciendo muffins a kioskos de colegios que dieran una alternativa saludable a los niños. Pero se fueron haciendo parte de las cafeterías debido a una creciente demanda de los padres. Los muffins son de elaboración artesanal, contienen fruta fresca y materias primas escogidas cuidadosamente para lograr productos que cumplan con la Ley y, que a la vez, sean de rico sabor. Sus sabores son: Zanahoria & Nuez; Manzana & Canela y Plátano & Almendra.


Los productos Znack Zero han demostrado que se puede disfrutar de un snack sano, de rico sabor y sin excesos en cuanto a los nutrientes que son dañinos para nuestra salud. Una forma simple de reflejarlo es que quien los prefiera puede comer rico y “sin culpa”.


Los esfuerzos de Znack Zero están centrados en desarrollar nuevos productos con las mismas características de los actuales, es decir: libres de sellos, de rico sabor y de precios accesibles.


Opmerkingen


bottom of page